jump to navigation

El caso de los hinchas preocupa septiembre 23, 2007

Posted by exorcucho in De Que Hablas?.
trackback


La entrevista de ayer de Paolo Maldini, divide al ambiente milanista. Se discute, y todos dan la razón al capitán, sobre el silencio de los hinchas de la curva y de otros sectores, sobre los silbidos a Gilardino y los irónicos aplausos a Dida.

Los compañeros, técnicos y dirigentes se ponen del lado del capitán, sabiendo que detrás de las protestas del público existen cuestiones mucho más graves que un gol fallado o de un error, sobre los cuales, al menos desde hace seis meses, está indagando la policía.

El silencio de San Siro, de todo San Siro, es hijo de las amenazas. Esto es un hecho aclarado. Los consideradores padrones de la curva impiden a los demás apoyar al equipo, y si se está hablando de personas que han recibido avisos con garantías de tentativo de homicidio y otra serie de cosas, no se puede bromear. La jefatura de policía de Milan, está trabajando a pleno ritmo sobre estos hechos que busca la criminalidad ordinaria y organizada, donde está colocando agentes de paisano, en curva, durante los partidos en casa del Milan. De momento, no han llegado a ninguna conclusión sobre estas indagaciones, que tal y como lo confirma la propia jefatura, es díficil y compleja.

A mediados de mayo, poco antes de la final de Champions League en Atenas, el propio Adriano Galliani es objeto de serias amenazas y el Ministerio del Interior le asigna una escolta veinticuatro horas al día. El jefe de la Curva Sud pretende algo que la sociedad no puede darle: billetes y otros favores que deben ser gestionados con otros hinchas. Todo esto unido con la ley y el decreto Amato, efectuado después de los trágicos hechos en Catania del pasado febrero.

Los billetes ahora son nominales, y a pesar que puedan existir una negligencia en los controles, el club o la sociedad que gestionan la venta sólo pueden darlos si se presenta un documento de identidad. En caso contrario, si se asignan una cantidad en mano a los hinchas que después intentarán distribuirlas a mayor precio, serán perseguidos por la via penal.

Este clima oscuro explica el sentimiento anti-Galliani, que en la temporada pasada se empezó a exponer en San Siro, y el silencio de los últimos días. La única rebelación ocurrió en Montecarlo para la Supercopa de Europa: en ese caso el público estuvo en contra de las órdenes de los capos ultra y gritó “Forza Milan”.

Anuncios

Comentarios»

1. Mauricio - septiembre 23, 2007

No digas ¨Hincha¨, Pareces argentino ¬¬ !

2. exorcucho - septiembre 23, 2007

Mira marico… Digo “Hincha”… Porque esos coños’e madre no son la barra rossonera… Son “hincha”pelotas… Unos desgraciados mafiosos de mierda.

3. fabricio - octubre 12, 2007

Yo soy argentino salame de mierda … q te pasa …Soy un hincha … salamin .. no se q venis a batir aca

4. exorcucho - octubre 15, 2007

Ehm… Sigo pensando que “hincha” es un despectivo… Asi le dice el equipo visitante a la barra…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: